fbpx

La psilocibina y el pensamiento divergente

Para el artista la creatividad es tanto o más importante que cualquier material o herramienta, sencillamente porque la creatividad es la que le permite encontrar los elementos y las ideas para expresarse artísticamente, la creatividad es la facultad humana de desarrollar nuevas ideas, conceptos y asociaciones entre diversos elementos del mundo.

Popularmente se cree que el artista es alguien cuya creatividad es la de un gran genio, pero esa es una idea que el arte contemporáneo dejó en el pasado, el artista contemporáneo es un profesional que debe desarrollar su creatividad con trabajo intelectual. Pero en ocasiones el esfuerzo intelectual produce bloqueos artísticos que son muy frustrantes, cualquiera que trabaje en el ámbito creativo puede dar testimonio de lo desalentador que es no encontrar ideas para solucionar un trabajo.

Existen formas para lidiar con este inconveniente: Las lluvias de ideas, los mapas conceptuales, buscar inspiración en otros artistas o simplemente llevar apuntes de ocurrencias, son algunos de los métodos que muchos creativos usan y aún así la tarea de crear no se hace más sencilla.

Hay capacidades cognitivas que hacen a algunas personas más creativas que otras, sin embargo, no son cualidades que solo unos cuantos genios excepcionales puedan tener, estas capacidades cognitivas pueden desarrollarse por medio del entrenamiento, no obstante, requieren bastante esfuerzo y los resultados no siempre son los esperados.

Entre estas cualidades mentales existe una capacidad cognitiva que es fundamental en el desarrollo de la creatividad: el pensamiento divergente, este sí que es posible desarrollar de manera efectiva con un método inusual que demuestra un estudio publicado en el Journal of Psychopharmacology y realizado en la universidad de Maastricht de Países Bajos.

En los años cincuenta y sesenta, el psicólogo estadounidense Joy Paul Guilford publicó importantes estudios sobre la inteligencia y la creatividad. Según el psicólogo, ésta última está relacionada con el funcionamiento global de la mente, definió que en nuestra mente podemos distinguir dos tipos o modos de pensamiento: pensamiento convergente y pensamiento divergente. El pensamiento convergente se caracteriza por la repetición de lo aprendido con anterioridad y la adaptación de viejas respuestas a situaciones nuevas de manera más o menos mecánica, mientras que el pensamiento divergente implica fluidez, flexibilidad, originalidad y se refiere esencialmente a la producción de ideas nuevas y numerosas.

El pensamiento divergente es el que permite encontrar ideas novedosas en la resolución de problemas, así es como la creatividad forma parte del funcionamiento de la mente. El pensamiento divergente puede ser explicado bajo la teoría cognitiva de red de propagación de activación de Collins y Loftus (1975), que expone una organización de la información semántica en un sistema interconectado de cercanía y asociación, es decir que, para poder dar sentido a algo, organizamos los datos en nuestra mente de manera interconectada por la similitud que tenga una idea con otra o un pensamiento con otro, esto hace que la asociación entre múltiples ideas surja entrelazada, lo que facilita encontrar diversas soluciones a problemas que resultan ser ideas creativas y novedosas.

El estudio publicado en el Journal of Psychopharmacology, cuyo título en inglés es LSD and creativity: Increased novelty and symbolic thinking, decreased utility and convergent thinking, en español: LSD y creatividad: mayor novedad y pensamiento simbólico, disminución de la utilidad y pensamiento convergente, demostró las capacidades que tiene el LSD para desarrollar el pensamiento simbólico y divergente, así como ampliar la propagación semántica.

El estudio fue realizado en 25 personas sanas sobre los 22 años de edad realizando sesiones con LSD y placebos en un periodo de 14 días entre sesiones, en las cuales se realizaron algunas tareas creativas para medir los resultados. Estas fueron:

-La tarea de significado de patrones (PMT), implica escribir tantas interpretaciones creativas posibles para patrones de líneas abstractas (8 patrones, 2min cada uno) (Claridge y McDonald, 2009).

-La tarea de usos alternativos (AUT), implica escribir tantos usos poco comunes posibles para objetos cotidianos (2 objetos, 3min cada uno) (Guilford, 1967).

-La tarea de concepto de imagen (PCT), implica (1) seleccionar imágenes de diapositivas que pertenecen a un grupo común (pensamiento convergente- ing) y (2) generar tantas alternativas, imágenes creativas combinaciones posibles (pensamiento divergente) (17 diapositivas, 1 min cada una)(Kuypers et al., 2016).

-La tarea de metáforas creativas (MET), creada por nuestro equipo, implica escribir hasta 10 metáforas creativas o poéticas (5 minutos en total).

-La tarea de creatividad figurativa (FIG), consiste en producir dibujos basados en patrones de líneas simples en una hoja de papel y escritura de títulos creativos para ellos (2 patrones, 10min en total) (Artola et al, 2012).

Los análisis de los datos obtenidos muestran que comparado con los placebos el LSD aumentó la novedad en el criterio creativo, incrementó el pensamiento divergente en cuanto a la originalidad y aumentó la propagación semántica. El LSD es una droga psicodélica de la familia de las triptaminas, como la psilocibina de los hongos psilocibe y la mescalina de algunos cactus, tanto la psilocibina como el LSD fueron descubiertos y sintetizados en Suiza por el químico farmacéutico Albert Hoffman y fueron declaradas ilegales en el gobierno de Nixon en Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo pasado, por motivos políticos y sociales que son bastante cuestionables, pero ese es otro tema. Lo importante acá es entender que por décadas se detuvieron una serie de estudios con este tipo de sustancias, y que en los últimos años se han retomado y han dado resultados sorprendentes.

Todo esto parecerá extraño e inusual para quienes nunca han tomado un psicodélico, pero estas sustancias tienen un potencial que muchos conocemos por experiencia propia y que apenas estamos reafirmando científicamente. Como artista visual, la ingesta de setas del género psilocybe me ha abierto un abanico de posibilidades creativas que me parece increíble y estoy maravillado.

Este texto es una invitación para generar investigaciones que puedan dar cuenta de los efectos que puede tener la ingesta de psilocibina para incrementar el pensamiento divergente en los artistas. Si bien, existe una experiencia personal, sistematizar dicha experiencia con métodos específicos para la recolección de la información y el análisis nos puede abocar a enormes posibilidades.

En ningún momento mi intención es incentivar al uso indiscriminado de estas sustancias, más bien mi objetivo es demostrar que los psicodélicos no son necesariamente una droga que pueda degenerar las capacidades cognitivas de quienes los usan, como se piensa en medio de la estigmatización, por el contrario, que utilizadas de una manera adecuada pueden convertirlas en herramientas poderosas para la creación artística.

Por: Fernando Higuera Atehortua

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

NO LES CREAN

Editorial periódico Techotiba agosto de 2014. Desde entonces defendemos la causa palestina. En 1947 Estados Unidos, Francia e Inglaterra convocaron a otros países para crear

Leer más »