fbpx

Estoy aquí en un mar donde náufrago sin rumbo a tí, dónde el dolor me ahoga y no me deja ir hacia ti, dónde mi cuerpo se agota dando a entender que mi alma se va a un cielo azul como el agua donde me sumergí aquella vez donde ya no hay nada material y solo quedó el recuerdo de aquel dolor. Mi cuerpo se fue pero mi alma aún vive y aunque quiera irse tus lágrimas y dolor no la dejan, quizás si la dejas ir podrás liberarte de aquella aflicción que tanto te atormento.

Valentina Cardenas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas relacionadas

NO LES CREAN

Editorial periódico Techotiba agosto de 2014. Desde entonces defendemos la causa palestina. En 1947 Estados Unidos, Francia e Inglaterra convocaron a otros países para crear

Leer más »